Los datos hablan por sí solos: España tiene el mercado laboral más ineficiente de la Unión Europea. Lo ha señalado recientemente el Foro de Economía Mundial que ha ubicado a nuestro país en el puesto 69 de un total de 138 países. Incrementar la productividad y la eficiencia se ha convertido ya en una de las obsesiones más habituales de las organizaciones que tienen que continuar haciendo esfuerzos para sobrevivir en un entorno cambiante.

La primera estrategia para conseguirlo en estos años ha sido adoptar tecnología que ayude a mejorar los procesos y hacerlos más eficientes. Pero cada vez es más evidente que las organizaciones que triunfan no son aquellas que asumen las mayoría de las tecnologías actuales, sino las que adoptan la tecnología como parte de la cultura corporativa asumiendo de forma rápida a los cambios que imponen el contexto digital.

Ahora es más fácil tener un Entorno de Trabajo Eficiente

Precisamente los CIO, responsables tecnológicos de las compañías, son los principales artífices para conseguirlo y comienzan ya a entender que para incrementar la productividad lo primero que hay que hacer es transformar los entornos de trabajo con adopción de la tecnología adecuada que garantice la seguridad de la información y permita la mejora de la productividad y el incremento de la eficiencia.

No contar con las infraestructuras y herramientas idóneas está siendo el gran quebradero de cabeza en las compañías que deben de orientar las TI hacia el negocio, pero subiendo un escalón más: añadiendo valor a las empresas gracias a la asunción de la tecnología adecuada, la cual toma ya un papel imprescindible dentro de la mejora de la estrategia empresarial actual.

En este punto los esfuerzos en 2017 pasan por comenzar a entender al cliente con la ayuda de los datos, sacándole el máximo partido, pero también comprendiendo la necesidad de operar en tiempo real con las soluciones adecuadas.

Elegir al mejor partner tecnológico que pueda asesorarnos sobre las tendencias y ayudarnos en la gestión del cambio es clave hoy día, pero también analizar los niveles de seguridad y privacidad que nos ofrecen las soluciones y herramientas que emplean las compañías, vigilar los costes, y conseguir la agilidad adecuada en nuestros procesos, son algunas de las cuestiones que más pueden ayudar a las organizaciones a transformar sus entornos de trabajo en busca de esa productividad.

Por ello, antes de decidir introducir nuevas tecnologías lo ideal es investigar y documentarse y sobre todo tener un claro entendimiento de los procesos de su negocio, haciendo un inventario de la tecnología que cuenta su empresa y analizando si está verdaderamente alienada con las necesidades que demanda el su organización, los clientes y el actual contexto.

Los CIOs deben ser capaces de comprender que ya son uno de los principales agentes propulsores del cambio en las organizaciones, asumiendo ese compromiso en base a tener claro un fuerte liderazgo digital, diciendo adiós a ese perfil de ser meros prestadores de servicios IT, para evangelizar más sobre el poder y los beneficios que tiene hoy la digitalización en la empresa y la necesidad de cambiar la forma de hacer las cosas mejorando la tecnología que se usa en su entorno. La clave: focalizar sus esfuerzos en la cultura del «sí puedes» frente a la tradicional del «no es posible».

En Korporate Technologies Group sabemos lo fácil y sencillo que es tener ahora entornos de trabajo más eficientes poniendo a su disposición, gracias a una única cuota mensual, toda la tecnología de última generación de dispositivos y soluciones inteligentes, evaluando cuáles son las necesidades de cada una de las empresas con las que trabajamos, al adaptarnos a cada negocio y asumiendo el reto de que si en los seis meses no logra incrementar su productividad y eficiencia en su espacio de trabajo, puede rescindir el contrato sin obligación alguna.

Nuestro reto: buscar la mejora continua ¿Empezamos?

Imagen: Fotolia