La rapidez es un valor al alza en la sociedad actual. Los consumidores exigen cada vez más de las organizaciones respuestas inmediatas a sus necesidades, pero también dentro de las compañías se prima la mejora de los procesos para incrementar la eficiencia y la productividad. Uno de los métodos más utilizados es la llamada Metodología Agile y trata de todas aquellas prácticas que fomentan el rápido desarrollo de los procesos, pero también es muy útil para que las organizaciones se adapten a los continuos cambios.

La Metodología Agile es para muchos hoy la herramienta fundamental para el éxito en las estrategias de transformación digital de las compañías, ya que ayuda a las empresas a adaptarse a los requisitos cambiantes del contexto digital, siendo una pieza crucial para la mejora de la productividad. De hecho, se estima que los métodos Agile aumentan la productividad en un 25% .

Nacida, en realidad, dentro del desarrollo de software, en el año 2001, hoy ya se aplica a todo tipo de necesidades, siendo muy usado en los departamentos TI de las compañías. Sus principales principios vienen recogidos en el que se ha dado por llamar ‘Manifiesto Agile’, realizado por dieciséis gurús del software, de donde se extrae cuáles son los principales beneficios de este método:

• La mejora de la satisfacción del cliente
• Implicación mayor del equipo
• Mejora de la calidad el producto
• Detecta errores
• Mejora la eficiencia

Las personas, lo primero. Clave en el Método Agile

En realidad el Método Agile lo que aprovecha es el cambio para proporcionar ventajas competitivas, pero sobre todo se centra en las personas, ya que buscan la motivación del equipo, dándole tanto el entorno, como el apoyo que necesitan para la realización de su trabajo y para ello, considera los procesos como base para la mejora, siendo estos una guía.

Los que hicieron el manifiesto tenían claro que si bien tanto los procesos como las herramientas ayudan a mejorar la eficiencia, son finalmente las personas, que con su conocimiento y la actitud adecuada, las responsables de producir los resultados. “Los procesos deben ser una ayuda y un soporte para guiar el trabajo. Deben adaptarse a la organización, a los equipos y a las personas; y no al revés”.

Pero la Metodología Agile no se concibe sin la implantación de soluciones y herramientas que vengan a crear entornos de trabajo más eficientes y son éstas las que ayudan, en definitiva, a mejorar las eficiencia de las personas, siendo el medio para llegar al objetivo: la mejora de la productividad.

La automatización y la simplicidad de los procesos es crucial en el desarrollo del método, al igual que la autoevaluación constante para mejorar y perfeccionar el trabajo diario que requiere, además, de cooperación e interacción entre distintos departamentos, como clave para lograr la excelencia. Para ello, una de las cuestiones más importantes es gozar de la flexibilidad necesaria para ser capaz de amoldarse a las circunstancias específicas del entorno. Por tanto, las empresas que adoptan el Método Agile finalmente consiguen gestionar sus proyectos de forma más eficaz a la vez que reducen costes.

En resumen: hay que adaptarse a las mutaciones constantes del mercado o el sector y aprovechar los cambios para conseguir ser competitivos.

La clave: Dividir para avanzar más rápido

Pero ¿cómo lo hacen? En primer lugar la Metodología Agile se basa en trocear de un lado los proyectos y los procesos a efectos de poder dar solución y mejorar de forma más rápida. Detectar qué falla y corregirlo en el menor tiempo posible es más fácil si dividimos el problema en unidades pequeñas.

Además un aspecto clave es que este tipo de metodología requiere el empleo de equipos multidisciplinares que trabajarán en el proceso nutriéndose unos a los otros ofreciendo un feed-back continuo.

Por último, la capacidad de adaptación es clave, así como la planificación y control para evitar desviarse de los objetivos a conseguir, lo que conlleva a tener la virtud de anticiparse a los cambios. Cuestión básica para el buen desarrollo de proyectos de transformación digital en el entorno empresarial.

¿Crees que esta metodología de trabajo garantiza la mejora de los procesos de tu negocio? En Korporate Technologies Group nos interesa siempre tu opinión. Escríbenos!