En Korporate comprendemos que la eficiencia va unida también a la sostenibilidad y por ello queremos propiciar una adecuada transición energética a nuestros clientes respaldando el modelo de autoconsumo y también favoreciendo la racionalización de energía en las compañías para alcanzar unos niveles de confort y servicio adecuados, ajustando la electricidad a las necesidades reales.

Junto a GREENKw, empresa con más de 20 años de experiencia en autoconsumo solar fotovoltaico e iluminación Led y Movilidad Eléctrica, Grupo Korporate quiere contribuir en la lucha del cambio climático por medio de un nuevo servicio ECOWorkplace, que permitirá a las organizaciones no solo ahorrar en la factura de la luz, sino  que ayudará  a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero aumentando la eficiencia energética.

#beDIGITALbeSUSTAINABLE

El objetivo es propiciar un cambio para consumir lo necesario, pero sobre todo de forma más verde. El nuevo servicio contempla estudio y adaptación de proyectos a todo tipo de oficinas con propuestas personalizadas.

“Las empresas debemos estar comprometidas -explica Alejandro Giménez Núñez, presidente de Korporate-  con el equilibrio de nuestro planeta y por tanto entendemos que la transición digital va unida a una transición ecológica, ya que el futuro es claramente sostenible. El modelo económico basado en producir, consumir y tirar ha pasado a la historia y tenemos que esforzarnos por ser cada vez más ecoeficientes y nuestro nuevo servicio va justo en esa línea, sumándose a nuestros esfuerzos por tener un consumo adecuado de papel en los espacios de trabajo y una gestión y tratamiento eficiente de los residuos contando con tecnología, como la ECOSYS, que disminuye el impacto medio ambiental.”

Energía verde = menos costes

El autoconsumo es el presente y el futuro en las empresas, alcanzando ahorros de entorno del 60 por ciento en el consumo de la luz. Las placas solares es la alternativa más demandada para bajar la factura eléctrica y consumir energías limpias. Junto a ello, las luces Led duran hasta tres veces más que la iluminación tradicional suponiendo un ahorro energético del más de 80%.

Como señala David Vinagre, CEO en GREENKw “el cambio climático es uno de los principales retos estratégicos que deberán de enfrentarse en los próximos años todas las empresas de todo el mundo para proteger el futuro y del planeta. La energía verde, además, supone menos costes y con este acuerdo queremos contribuir al desarrollo sostenible del tejido empresarial, ya que la mayoría de nuestros productos y servicios están orientados a la autoamortización, la solución perfecta”.

De izquierda a derecha, Guillermo Ballesteros, Director Nacional de GREENKw, Alejandro Giménez, Executive Chairman de Grupo Korporate y David Vinagre, CEO de GREENKw.

Europa quiere empresas eco-friendly

Reducir drásticamente la dependencia a los combustibles fósiles y las emisiones de gases de efecto invernadero está en la hoja de ruta de todos los países de Europa. Los planes de recuperación fijados en los Fondos NexGeneration contemplan no solo la transición digital sino también la ecológica como una de las líneas de actuación para el cambio de modelo productivo. La Agenda del Clima 2030, documento base para el transformación, señala como objetivos: la reducción en un 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero, un 32% de cuota de energías renovables y al menos un 32,5% de mejora de eficiencia energética.

La energía fotovoltaica representa por tanto hoy una alternativa real a las fuentes de energía tradicionales basadas en combustibles fósiles que perjudican el ecosistema, siendo la energía renovable más limpia, gratuita, inagotable y de menor impacto ambiental.