Las oficinas deben adaptarse a las personas y no al revés. Bajo esa máxima un concepto cobra cada vez  más calado en las organizaciones, las oficinas líquidas, donde la mejora de la eficiencia y la agilidad marcan el ritmo de los espacios de trabajo cada vez más flexibles y adaptables a las cambiantes necesidades del mercado.

El futuro dibuja nuevos modelos operativos y nuevas formas de trabajar capacitando a los empleados y fomentando el aprendizaje a lo largo de la vida de la empresa.  La razón es que el perfil y las expectativas de los consumidores van a cambiar de forma radical en la próxima década modificando los modelos operativos. El último informe realizado por el Foro Económico Mundial de enero pone en relieve que la organización del futuro debe ofrecer resultados a los consumidores propiciando un entorno altamente ágil bajo el prisma de una organización que continuamente se remodela y se adapta, priorizando el progreso por encima de la perfección y sobre todo teniendo capacidad de actuación en un ritmo muy acelerado.

promo-Solpheo3

Esto señala nuevamente al importante papel que cobra la tecnología, que deberá renovarse continuamente, creando oportunidades con el uso de la Inteligencia Artificial y la automatización para la simplificación de los procesos.

La analítica se augura que tendrá un papel importante para crear nuevas estructuras donde se haga más fácil compartir información, reinventando los actuales modelos operativos, en los que se preserve la seguridad de la información y democratizando el uso de la misma.

Según dicho informe el futuro vendrá marcado por:

Empresas más humanas

Serán organizaciones más centradas en el consumidor, teniendo la tecnología un papel relevante en las interacciones, conectando a los empleados y fomentando una mayor personalización mejorando, en definitiva, la experiencia del consumidor, pero también con criterios claros para la toma de decisiones en base a los datos. Un sello distintivo serán modelos operativos más ágiles, descentralizados, con la capacidad de responder de forma rápida a las condiciones cambiantes del mercado, basando el trabajo en proyectos y dejando paso a la colaboración e innovación.

Los datos, ingrediente fundamental en la organización líquida

Los datos se incorporarán en el ADN de las compañías “de arriba hacia abajo” como vía clave para mejorar el conocimiento del consumidor, ya que serán el factor vital que permitirá a líderes y empleados tomar las mejores decisiones en el momento óptimo y con la velocidad necesaria. Todo ello, sin olvidar la necesaria digitalización de los procesos que será, también, imprescindible para impulsar la eficacia dentro de las organizaciones.

Procesos más definidos

Los esfuerzos irán a centrarse más en los resultados y la innovación constante. Desaparecerán los grupos dentro de las organizaciones con actividades independientes y la tendencia serán que las funciones se fusionen gracias a la tecnología que fomentará la colaboración y la interconexión.

Cultura, organización y gobernanza

Las compañías reflejarán aún más los valores fundamentales y los comportamientos que la impulsan, fomentando la incorporación de nuevos grupos de interés vinculados a la sociedad. Las estrategias irán a mejorar estructuras y enfoques para gestionar de forma más óptima el talento con especial protagonismo de equipos convergentes. Las tomas de decisiones ya no serán guiadas por la experiencia, sino serán decisiones basadas en datos, respaldando el empoderamiento individual.

Métricas e incentivos

Los KPIs (Indicadores Básicos de Rendimiento) conducirán los hábitos de la compañía, que estará enfocada en el uso de datos en tiempo real y análisis pormenorizado de las métricas. Se  primará la longevidad, el crecimiento y la rentabilidad “predecibles”.

Las habilidades necesarias para lograr una organización líquida son:

  • Adaptabilidad
  • Mentalidad global
  • Agilidad en el aprendizaje
  • Fluidez digital
  • Interacción y conectividad
  • Colaboración
  • Comunicación
  • Alfabetización de los datos
  • Empatía

Cómo se asegura desde el Foro Económico Mundial, el éxito de su compañía dependerá de su capacidad para  adaptarse a los nuevos requerimientos del mercado. “Para prosperar en el futuro las empresas deben mudarse a lo moderno y encontrar su propósito y este exige de manera inequívoca un cambio integral en cada modelo operativo incluyendo cómo se despliegan los procesos y las tecnologías”. En Grupo Korporate sabemos cómo ayudarte. Contacta con nuestros expertos. 

be-DIGITAL-be-HAPPY

Condiciones de uso

Grupo Korporate informa que los datos de carácter personal que se proporcionen rellenando el presente formulario serán tratados por Korporate Technologies S.L como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que se solicitan es enviar información y noticias de interés relacionadas con la marca, además de comunicaciones promocionales de nuestros productos y servicios. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado.

Le informamos que los datos que se faciliten estarán ubicados en los servidores de Mailrelay (proveedor de email marketing) a través de su empresa CPC Servicios Informáticos Aplicados a Nuevas Tecnologías S.L., ubicada en Torrelodones, Madrid. Ver Política de privacidad de Mailrelay. El hecho de que no introduzca los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no se pueda atender tu solicitud.

Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en comunicacion@grupokorporate.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de privacidad