El factor humano nunca ha sido tan importante como ahora. Las personas son el verdadero motor que impulsa la productividad en las compañías y por ello, la capacitación, formación, gestión del talento o el acceso a la tecnología adecuada, son claves hoy para la mejora del rendimiento y hacer frente al nuevo contexto digital.

Los empleadores, sabedores de esta realidad, invierten para garantizar que el personal tenga no solo motivación, sino las herramientas necesarias para realizar mejor su desempeño. Cotizan al alza los profesionales dinámicos, flexibles, transversales que sepan anticiparse a las nuevas tendencias, pero sobre todo aquellos que usan de forma inteligente la tecnología para conseguir sus objetivos. Sin embargo,  sacar el máximo provecho a la fuerza del trabajo no es sencillo y requiere de un espacio adecuado para lograr mayor agilidad e inmediatez.

El puesto de trabajo está marcado por la digitalización, una mayor autonomía del empleado, aprendizaje continuo y colaboración más efectiva, pero elevar las cotas de productividad sigue siendo complicado.

El estudio WorkForce View en Europa realizado por ADP identifica tres barreras habituales en las organizaciones que limitan el rendimiento personal:

  • Mala gestión
  • Sistemas y procesos ineficientes
  • Tecnología lenta

En España, el mal endémico se encuentra en los procesos que son los que en definitiva frenan el progreso y dificultan la creación de entornos de trabajo más eficientes. Hoy la automatización constituye la mejor herramienta para agilizar las tareas y sobre todo la vía para ser más rápidos, productivos y eficientes, haciendo más sencillo el desempeño diario, facilitando que los trabajadores puedan dedicar menos tiempo a realizar tareas repetitivas y tediosas, enfocándose en otras actividades que generen mayores beneficios.

En la empresa digital los procesos ya se optimizan entorno a parámetros como la mejora de tiempos de respuesta, localización de documentación para facilitar su acceso y uso o el establecimiento de procesos más simples.

IDC señala en su whitepaper Nuevos procesos digitales que hay que conectar los procesos a los aceleradores tecnológicos de la innovación digital. Estos son:

  • Cloud
  • Big Data
  • Social
  • Movilidad
  • Seguridad
  • Robótica
  • IA
  • Blockchain
  • IoT
  • Impresión 3 D
  • Realidad Virtual

Soluciones  de gestión de contenido empresarial como Solpheo Suite propician ya incrementos claros en la productividad al facilitar la cooperación, colaboración y la comunicación de departamentos, junto a una gestión documental unificada en el mismo entorno con la máxima seguridad.

También la analítica de datos es fundamental para elevar la productividad en las compañías. Conocer cómo marchan los principales indicadores de negocio y poder tomar decisiones adecuadas al respecto, propicia una instantánea global que permite introducir mejoras o tener capacidad de respuesta más rápida y hasta llega, con ayuda de la Inteligencia Artificial, a pronosticar lo que puede ocurrir en el futuro.

Pero sigue siendo muy importante invertir en formación para mejorar las tareas de gestión, junto a una actualización de tecnología adecuada. Los objetivos de negocio no pueden, en cualquier caso, verse lastrados por tecnologías y equipamientos lentos, sino que deben apoyarse en estrategias y herramientas que impriman ritmo al negocio. En Grupo Korporate sabemos cómo ayudarte. Empieza a liderar el cambio digital en tu empresa. #HazloMásFacil